Offcanvas Section

You can publish whatever you want in the Offcanvas Section. It can be any module or particle.

By default, the available module positions are offcanvas-a and offcanvas-b but you can add as many module positions as you want from the Layout Manager.

You can also add the hidden-phone module class suffix to your modules so they do not appear in the Offcanvas Section when the site is loaded on a mobile device.

 

Empresarios argentinos asesorados por una consultora finlandesa impulsan el emplazamiento de la nueva industria. Procesará celulosa y papeles kraft, a un costo de 1.000 millones de dólares. Hace 40 años que dicha actividad no se renueva en el país.

Los empresarios y técnicos Mario Plotz, Ralf Frank y Gustavo Cetrángolo, nucleados en la firma “Agroforestal Oberá”, junto con los especialistas Rafael Correa, Alejandro Taylos y David Powslom -de la consultora finlandsea Jacko Poyri – recorrieron Misiones y Corrientes, se entrevistaron con gobernadores de ambas provincias, con madereros y asociaciones forestales locales. En Buenos Aires en tanto, fueron recibidos por el ministro de Industria de la Nación, Ricardo Negri.

La idea es emplazar una fábrica papelero-celulósica en la ciudad de Ituzaingó, aprovechando las excelentes condiciones edafológicas y climáticas del NEA, de recursos disponibles como la mayor concentración de bosques implantados en esta región.

 

Además, se prevé instalar una usina alimentada por desechos de madera (biomasa), que generará suficiente energía para alimentar a la planta, la que tiene acceso por diversos caminos pavimentados y se halla a orillas del río Paraná, una vía de transporte absolutamente apta, actualmente desaprovechada.

 

Montos previstos. La inversión rondaría los 1.000 millones de dólares y en declaraciones al portal “Argentina Forestal”, Correa expresó: “está claro que Argentina busca mejorar su posicionamiento en el mercado global. Ejemplo de ello son recientes medidas tomadas que despertaron el interés de capitales internacionales. Sin embargo -continuó- tales inversiones intensivas requiere de niveles de seguridad en diferentes aspectos, relacionados directa o indirectamente al proceso productivo. Sin dudas, la estabilidad y seguridad socio-política son quizás los primeros pasos. Y hoy aquí se están dando”, afirmó.

 

Según el experto “las fábricas argentinas compiten en un mercado global. En casos que estén orientadas al mercado doméstico, lo hacen con mercados de importación. Es importante para el sector mantener y mejorar la eficiencia en sus procesos productivos, dado que la escala los limita a competir con industrias modernas, de mayor capacidad y mejor tecnología”.

 

La elección de Corrientes. Según allegados al proyecto , cuando el mismo se ponga en marcha brindará empleo directo a 300 personas e indirectos a más de 2.000. Se optaría por localizarla en el noroeste correntino, habida cuenta que en la vecina provincia la presión tributaria es menor a la que rige en Misiones por ejemplo, incluyendo ingresos brutos a la importación y exportación. Tampoco existen aduanas interiores que entorpecen el tránsito de mercaderías y el abastecimiento de insumos básicos.

 

Al respecto, Correa indicó: “es posible pensar en fábricas eficientes de menor escala, dependiendo del modelo de producción, mercado y productos. Muchas llamadas “pequeñas” se demuestran competitivas. No podemos generalizar la afirmación, pero sí es posible en casos concretos como éste”.

 

Cabe reiterar finalmente, que desde hace 40 años el sector celulósico-papelero no se renueva en el país. La última industria que entró en operaciones fue Alto Paraná, ubicada en Puerto Esperanza, localidad de esta provincia, en enero de 1983.